LIBRO 2ºA. TEMA X (2ª Parte)

Imprimir

ITINERARIO DE FORMACIÓN CRISTIANA. Historia de la Salvación y Sagrada Escritura.

 

Dios forma a su pueblo y hace alianza con él. (Éxodo. Moisés):

Textos Bíblicos:  Gen 25,29-34; Ex 14,3-24, 11; Dt 4,20; Dt 7,6; Dt 14,2; Dt 26,18; Ap 1,6; 5,10; 1 Pe 2, 9; Ti 2, 14.

Concilio y Catecismo: DV  3, 14; CCE 62-64; 72; 204-205; 208.

 Oración personal: Para ponernos en presencia de Dios (Padrenuestro…).

La Alianza del Sinaí (Ex 19,3-24, 11):

Moisés es el que  conduce a su pueblo por el desierto y a la vez es su intercesor ante Dios.

Después de un largo camino (casi 40 años) por el desierto lleno de dificultades, el pueblo llega al monte Sinaí. Dios llama a Moisés a su presencia en la montaña sagrada (Ex 19,3) Una vez más Dios toma la iniciativa  y recuerda a su pueblo la liberación que ha realizado.

En esta Alianza a diferencia con las que establece con Noé y con Abrahán que son incondicionales, Yahvé pone sus condiciones (Ex 19,5) Israel es el pueblo propiedad de Yahvé. Él lo ha elegido, con él a firmado un pacto y con él se compromete.

El Decálogo. (    Ex 20; Dt 5):

Lo que conocemos como son según la Escritura, las pronunciadas por Dios.

El decálogo abarca dos aspectos fundamentales; ésta constatación hizo que posteriormente se dividieran estas leyes en dos    por una parte los preceptos que se refieren a Dios y por otra  los que se refieren al prójimo. Es la Carta Magna de la libertad, la justicia y el respeto   a la persona. El pueblo de Israel  descubre al Dios Salvador.

El primer mandamiento  dice que solo en Yahvé  se busque ayuda y protección  y el pueblo poco a poco reconocerá que Dios salvador es el único Dios. El segundo que solo se puede venerar a Él. El Tercero prohíbe usar el nombre de Yahvé en apoyo de maldiciones o fórmulas mágicas.

Del cuarto al décimo mandamiento propiamente pertenecen  al derecho natural. Los encontramos en  códigos legales anteriores pero con una diferencia, la violación de los preceptos constituía un crimen contra el prójimo, mientras que en la Biblia es un crimen contra el mismo Dios.

La sangre de la alianza. ( Ex 24,6- 8):

 

Dios inició su historia de amor con la creación; después del pecado creciente del ser humano, con la alianza de Noé inaugura una nueva relación. Para llevar adelante su historia llama a un hombre Abrahán, que fiado de las promesas divinas se pone en camino. Sus descendientes, Israel, llegarán a ser un pueblo en propiedad para Dios: el pueblo de las promesas.

Después de la oración y la lectura del tema hagamos un:

: Mirada creyente:

: Reflexión creyente:

: Compromiso creyente:

Propuesta de compromiso: reflexionar sobre mi actitud con respecto a la Iglesia. Sería conveniente que te dirigieras sencillamente a Dios expresándole lo que has sentido al reflexionar sobre este tema.