Parroquia de San Sebastián - Sevilla

  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size
Formación On-line

Plan de Formación On-line conjunto de la Parroquia de San Sebastián de Sevilla, de la Hermandad de la Paz y de Acción Católica General Sevilla.

LogoParroquia2paz2javascript:; acgweb


Contacto:  Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla  (Pulse aquí para enviar un correo electrónico)

rss icon Síndicación RSS - Canal Formación On-line 

formacionCristiana Presentación del Itinerario de Formación Cristiana 


 



LIBRO 2º. TEMA XI (1ª parte)

Correo electrónico Imprimir PDF

ITINERARIO DE FORMACIÓN CRISTIANA. Historia de la Salvación y Sagrada Escritura.

 Oración personal: Para ponernos en presencia de Dios (Padrenuestro…).

Nota importante: Para seguir estos temas se aconseja  tener una Biblia, los Documentos del Concilio Vaticano II   y el Catecismo

Textos bíblicos para la oración personal:

Am 5,6-27; Is 1, 13-17; Is 5, 1-7; Os 2 16-25; Prov 8, 22-31; Job 42,1-6; Job 38, 1-41.

Concilio y Catecismo: DV,3-4, 14; LG6; GS 43; CCE 62-64, 75, 201,218,288.

Dios conduce a su pueblo (profetas, salmos, sabios, pobres de Yahvé:

A partir de este momento, y con el trasfondo de la alianza, el  pueblo de Israel  emprenderá un camino de liberación que no culminará hasta la llegada del Mesías definitivo, Jesucristo, quien llevará al pueblo a la salvación plena y universal.

Reyes, profetas y sacerdotes serán el medio por el que Dios guía a su pueblo, y les envía a realizar misiones concretas, siempre en relación con la alianza y en la esperanza de salvación. Y tu y yo estábamos ya incluidos en los planes de salvación que Dios fue revelando.

Los profetas no son adivinos sino quienes hablan en nombre de Yahvé y anuncian una redención radical del pueblo y la purificación de todas sus infidelidades.

Amós: <> (Am 5,6):

Con este grito del profeta Amós queda patente la situación del pueblo. Amós vive en el siglo octavo antes de Cristo, en unos pueblos cercanos a la capital de Samaría. Han pasado 400 años que desde la llegada del pueblo a la tierra prometida y han olvidado que ha sido Yahvé quien les ha salvado. Ellos prefieren vivir despreocupadamente cultivando la tierra y construyendo hermosas casa olvidando la Alianza hecha con los padres.

Elías: <> (1Re 19,10):

De la misma forma que Moisés ha pasado a la conciencia del pueblo creyente como el guía, el intercesor y, sobre todo como el , Elías es el y no puede soportar que el pueblo se haya echado en manos de los dioses cananeos y que haya abandonado a Yahvé El celo por el Dios de los padres le lleva a luchar abiertamente contra los profetas de Baal y contra los reyes de Israel. Elías es perseguido y se refugia en el monte santo. El Señor le pregunta Respondió: el celo por el Señor me consume, porque los israelitas han roto tu alianza y han matado a los profeta.

El culto agradable a Dios:

<

Haced que el derecho fluya  como agua y la justicia como río inagotable>>(Am 5,21-24)

<> (Is 1,13-17)

Dios  suscita profetas, que son hombres de una intensa experiencia personal de Dios, desde la que hablan al pueblo en su nombre con su vida y sus palabras, denuncian sus pecados, y anuncian una y otra vez, el designio de Dios en la promesa de salvación.

Después de la oración y la lectura del tema hagamos un:

: mirada creyente:

  • Ver la realidad en cristiano   es verla como la veían los profetas, desde una experiencia de Dios. ¿Ves la diferencia fundamental entre la mirada creyente y la mirada puramente humana de la realidad?

: reflexión creyente:

  • A la vista de los profetas, ¿Puedo razonablemente esperar ser una persona que ve, juzga y actúa según el Evangelio si no trato de abrirme a la Palabra de Dios?

: compromiso creyente:

Compromiso concreto de intentar llevar el Evangelio dominical a mi vida.  

  

 

LIBRO 2ºA. TEMA X (2ª Parte)

Correo electrónico Imprimir PDF

ITINERARIO DE FORMACIÓN CRISTIANA. Historia de la Salvación y Sagrada Escritura.

 

Dios forma a su pueblo y hace alianza con él. (Éxodo. Moisés):

Textos Bíblicos:  Gen 25,29-34; Ex 14,3-24, 11; Dt 4,20; Dt 7,6; Dt 14,2; Dt 26,18; Ap 1,6; 5,10; 1 Pe 2, 9; Ti 2, 14.

Concilio y Catecismo: DV  3, 14; CCE 62-64; 72; 204-205; 208.

 Oración personal: Para ponernos en presencia de Dios (Padrenuestro…).

La Alianza del Sinaí (Ex 19,3-24, 11):

Moisés es el que  conduce a su pueblo por el desierto y a la vez es su intercesor ante Dios.

Después de un largo camino (casi 40 años) por el desierto lleno de dificultades, el pueblo llega al monte Sinaí. Dios llama a Moisés a su presencia en la montaña sagrada (Ex 19,3) Una vez más Dios toma la iniciativa  y recuerda a su pueblo la liberación que ha realizado.

En esta Alianza a diferencia con las que establece con Noé y con Abrahán que son incondicionales, Yahvé pone sus condiciones (Ex 19,5) Israel es el pueblo propiedad de Yahvé. Él lo ha elegido, con él a firmado un pacto y con él se compromete.

Leer más...
 

LIBRO 2ºA. TEMA X (1ª parte)

Correo electrónico Imprimir PDF

ITINERARIO DE FORMACIÓN CRISTIANA. Historia de la Salvación y Sagrada Escritura.

Oración personal: Para ponernos en presencia de Dios (Padrenuestro…).

Textos Bíblicos:  Gen 25,29-34; Ex 14,3-24, 11; Dt 4,20; Dt 7,6; Dt 14,2; Dt 26,18; Ap 1,6; 5,10; 1 Pe 2, 9; Ti 2, 14.

Concilio y Catecismo: DV 3, 14; CCE 62-64; 72; 204-205; 208.

Dios forma a su pueblo y hace alianza con él. (Éxodo. Moisés):

En el tema anterior, al identificarnos con Abrahán  nos hemos sentido movidos a salir de nosotros mismos  como respuesta a la llamada de Dios. Ahora vamos a fijarnos en el modo de actuar de Dios para revelarnos su ser y mostrarnos su Amor.

Israel es el pueblo sacerdotal de Dios, es el pueblo de aquellos a quien Dios habló primero.

Dios propone a Israel ser su propiedad personal lo ha elegido y lo ha amado sin merito alguno de su parte y le hará caer en la cuenta que su amor se extiende a toda la humanidad.

La historia del pueblo de Israel se fundamenta entre un Dios que lleva adelante sus promesas y unas familias conscientes de esta herencia.

La línea de las promesas sigue desde Abrahán, por Isaac, y llega a Jacob que es el gran artífice del nuevo pueblo.

José es el último hijo de Jacob y muy querido por el, pero victima de la envidia de sus hermanos es vendido como esclavo y llevado a Egipto. Acusado injustamente  y encarcelado  se acaba ganando la confianza del faraón, quien lo eleva  a la mas alta dignidad, y desde ese puesto puede ayudar a su familia, que pasaba hambre y fue a Egipto a comprar grano. Finalmente José les invita a venir y vivir en Egipto. Después de la muerte de José los israelitas permanecieron  en Egipto y  debido a  su rápido crecimiento suscitaron  la persecución y la opresión del  faraón.

La opresión en Egipto: (Ex 3,7):

La opresión de los Israelitas en Egipto, se ha convertido en paradigma de todas las opresiones a lo largo de la historia. Ahora bien, el pueblo de Israel no esta solo, ni abandonado a su suerte, ni carece de una referencia donde apoyarse. El hilo conductor son las promesas: Dios se acuerda de la alianza que estableció con sus antepasados y estos le gritan suplicando que intervenga. El Dios creador, es un Dios que se compromete con el ser humano.

Moisés, intercesor, liberador, guía y legislador:

Moisés es el hombre elegido por Dios para sacar a su pueblo de Egipto. Siendo de origen hebreo, educado en la corte del faraón, se solidariza con su pueblo defendiéndolo.

Dios llama a Moisés por su nombre y este se convierte en el paradigma de toda experiencia de vocación, en la que se contempla la llamada y la respuesta del que quiere servir sin  condiciones al Plan de Dios.

Moisés  será el guía que conduzca    al pueblo por  el desierto y éste se transformará en  lugar de encuentro con Dios, en la tierra sin ídolos, donde el pueblo y su Señor se entregan el uno al otro sin tapujos; pero el desierto es el lugar de la prueba, del hambre, de la sed. El desierto es el lugar de la tentación de buscar el favor del becerro de oro y de la murmuración contra Dios.

En el libro del Éxodo se puede advertir  una dinámica interna que va desde la esclavitud al servicio: En la primera  parte,  el pueblo sometido a dura esclavitud; Dios interviene, lo libera y le invita a entrar  en una alianza que incluye el servicio libre y piadoso a él.  Todo esto contando siempre con  la participación del ser humano.

Dios no le evita al ser humano la entrega sacrificada, el trabajo, la inventiva y el esfuerzo, respetando, eso si, absolutamente su libertad.

Después de la oración y la lectura del tema hagamos un:

: Mirada creyente:

  • Dios nos llama, hace Alianza con nosotros y nos muestra su Amor y nos quiere formando una familia de hijos y hermanos. ¿Soy individualista en mis relaciones con Dios?

: Reflexión creyente:

  • A la vista de la Alianza de Dios con su pueblo ¿Qué actitudes requiere de nosotros  la vida comunitaria parroquial?

: Compromiso creyente:

  • Nuestra  vocación cristiana tiene un punto de arranque ineludible: la llamada de Dios a cada uno de nosotros, esto es, nuestra vocación. Y tiene también  una dimensión comunitaria (nosotros) porque tenemos el mismo Padre.

Propuesta de compromiso: reflexionar sobre mi actitud comunitaria, sería conveniente que te dirigieras sencillamente a Dios expresándole lo que has sentido al reflexionar sobre este tema.

 

 

LIBRO 2ºA. TEMA 9º (2ªParte)

Correo electrónico Imprimir PDF

ITINERARIO DE FORMACIÓN CRISTIANA. Historia de la Salvación y Sagrada Escritura

                                                                            LIBRO 2ºA. TEMA 9º (2ª Parte)

Oración personal: Para ponernos en presencia de Dios (Padrenuestro…).

Tema Textos  bíblicos para consulta: Gen 12, 2-3; Gen 15-17; Gen 22, Ex 3,6; Hech 7,2-3; Rom 11, 17-24; Gal 3,8; Heb 11,8.

Concilio y Catecismo: DV 3, 14; CCE 59-61.                        

Este tema nos invita a descubrir que toda la revelación que va desde Abrahán a Jesús constituye una preparación evangélica que incluye toda la historia del Antiguo Testamento.

Esta historia está orientada hacia la venida de Cristo. Dios escoge a un pueblo, no porque quiera hacer de él un privilegiado, sino para encargarle una misión.

Dios de Abrahán, de Isaac y de Jacob:

Los textos bíblicos  recogen distintos nombres para referirse a Dios,  unas veces esta unido al nombre de las montañas sagradas (El Sadday). Otras se relaciona con (Sebaot), nombre del general que está al frente de los ejércitos. Sin embargo el nombre principal si exceptuamos el de Yahvé, revelado por él mismo, es éste  el que recoge la secuencia de los tres patriarcas.< >.

1º Es el Dios de un pueblo y de una historia.

2º Es el Dios de las promesas

3º Es el Dios de los padres (Ex 3,6) Moisés recibe la revelación en el monte Sinaí.

4º Es el mismo Dios creador de toda la humanidad, por eso la bendición que acompaña al mandato divino se extiende a todas las naciones de la tierra

En la bendición de un pueblo pequeño, el Israel naciente, se encierra el fuero de una humanidad bendita en los planes de Dios.

Un Dios personal, fe obediente:

Abrahán es considerado padre de los creyentes por las tres religiones monoteístas con origen bíblico. Judíos, cristianos y  musulmanes.

Abrahán en el Antiguo Testamento:

Antiguo Testamento recoge testimonios donde la figura de Abrahán sirve de modelo para todas las generaciones. En (Is 41,8 son llamados  “linaje de Abrahán” el autor del Eclesiástico dice de él “Abrahán fue ilustre padre de muchos pueblos y no hubo quien lo superara. Observó la ley del Altísimo e hizo alianza con El; en su carne selló esta alianza y en la prueba se mostró fiel. Por eso Dios le prometió  con juramento bendecir las naciones por su descendencia, multiplicarlo como el polvo de la tierra, exaltar como las estrellas su linaje y darle la tierra en herencia de un mar a otro” (Eclo 44, 19-21).

Abrahán en el Nuevo Testamento:

San Pablo utiliza el ejemplo de Abrahán para insistir, en contraste con el judaísmo de la época en que el patriarca había obtenido su justificación no por sus obras meritorias, si no por la fe obediente a Dios. ( cf.Gal 3,7)

  • Por la fe obediente, salió sin saber donde iba. ( cf.Hb 11)
  • Por la fe obediente, vivió como extranjero en la tierra prometida. ( cf.Hb 11)
  • Por la fe obediente, a pesar de ser mayor y su mujer estéril fundo un linaje. (cf.HB 11).
  • Por la fe obediente, estuvo a punto de sacrificar a su hijo (cf. Hb 11)

 

Aspectos a profundizar:

1.- Abrahán padre de la fe: <>

2.- La promesa que Dios hace a Abrahán y sus descendientes.

3.-La  desproporción entre las capacidades de la persona y la misión que Dios le encomienda.

Después de la oración y la lectura del tema hagamos un:

: Mirada creyente:

Él es siempre el que toma la iniciativa, nos llama y nosotros al captar su llamada respondemos libremente ¿es mi actitud de fe y de obediencia a su llamada? ¿Me fio de Dios.

: Reflexión creyente

 Él que nos llama nos encarga una misión que nos desborda y que está  muy por encima de nuestras posibilidades, a la vista de la fe de Abrahán ¿cómo expresarías que nuestra vocación cristiana no puede fracasar,  si de verdad ponemos confiadamente nuestra vida en manos de Dios?

<ACTUAR>: Compromiso creyente

 No hace falta insistir ya en que lo primero no es hacer cosas, sino ser como Dios quiere y hacer lo que Él quiere.

 Hacer un compromiso concreto,  realista y realizable para crecer en la conciencia  de la vocación cristiana de tu vida.

Breve oración de acción de gracias por los beneficios  obtenidos  al meditar este tema.

 

 

 

 

LIBRO 2A. TEMA IX (1ª parte)

Correo electrónico Imprimir PDF

ITINERARIO DE FORMACIÓN CRISTIANA. Historia de la Salvación y Sagrada Escritura

LIBRO 2ºA. TEMA IX (1ª Parte)

Oración personal: Para ponernos en presencia de Dios (Padrenuestro…).

Tema Textos  bíblicos para consulta: Gen 12, 2-3; Gen 15-17; Gen 22, Ex 3,6; Hech 7,2-3; Rom 11, 17-24; Gal 3,8; Heb 11,8.

Concilio y Catecismo: DV 3, 14; CCE 59-61.

Este tema nos invita a descubrir que toda la revelación que va desde Abrahán a Jesús constituye una preparación evangélica que incluye toda la historia del Antiguo Testamento.

Esta historia está orientada hacia la venida de Cristo. Dios escoge a un pueblo, no porque quiera hacer de él un privilegiado, sino para encargarle una misión.

La elección de Abrahán. b) Dios sella su alianza con él y sus descendientes:

Israel   en sus orígenes se encuentra con Abrahán, un hombre que viene de más allá de los ríos Tigris y Éufrates  siguiendo la llamada de Dios.

<> y es compensado con unas promesas indefinidas: En el origen de Israel hay una llamada divina y una respuesta incondicional.

Poco a poco la promesa se irá precisando, en medio de,  pruebas y esperas desconcertantes. Cuando llegan  a Canaán, Dios le dice <> pero empiezan las dificultades.

El  hijo de la esclava: ¿Dios cumple lo pactado?:

La sequia trae la consiguiente hambruna para el ganado. Abrahán acude a Egipto a buscar comida y esta a punto de perder a su esposa Sara.

Llevan diez años casados y no tienen descendencia afloran los problemas familiares, Sara le propone tener un hijo con Agar, una esclava egipcia, apenas la esclava tiene el hijo la situación se hace insostenible y Agar huye con el pequeño Ismael.

La circuncisión, signo indeleble del pueblo de la Alianza:

Pasados otros trece años sin descendencia Sara desconfía  de la promesa y el escepticismo se apodera de Abrahán, pero no,  sigue fiándose y Dios reitera su promesa formulada en términos de alianza <>. A partir de ese momento el signo  de la alianza será el de la circuncisión: <>

Por fin nace el heredero Isaac, siendo los dos muy viejecitos.

Sacrificio de Isaac: la bendición  por la obediencia (Gn 22):

Después de todas las vicisitudes que han puesto en peligro tanto la posesión de la tierra como la consecución de un heredero, Dios da un giro radical: el heredero debe ser sacrificado.

El relato es de una crudeza y hermosura sin límites. Abrahán  había salido de casa fiándose de Dios, había esperado pacientemente el cumplimiento de lo prometido     y ahora le pone entre la espada y la pared. ¿Debe obedecer una orden que hace fracasar  toda su vida, aunque provenga de Dios mismo?

Abrahán no  pone en duda los designios de Dios, la obediencia a la fe, la seguridad de que  Dios no falla a su palabra  ni a su alianza es el camino que lleva al Dios de Israel: <> (Gn22,17)

Después de la oración y la lectura del tema hagamos un:

: Mirada creyente

¿Cómo percibes que Dios va  preparando  la vida  de cada uno y la tuya propia para el encuentro con Él?

: Reflexión creyente.

¿Has pensado que Dios es el que llama primero? ¿Estas a la escucha en los acontecimientos tu de vida para poderle contestar?

: Compromiso creyente.

Nuestro proyecto personal de vida cristiana que debemos  ir formulándolo poco a poco, tiene un punto de arranque ineludible: la llamada personal de Dios a cada uno de nosotros.   Esto supone que nos hagamos siempre dos preguntas: ¿Qué quieres Señor de mí? ¿ Cómo puedo yo servir mejor a la realización del Plan de Dios en el mundo?

(Haz un compromiso pequeño, concreto y realista para poderlo llevar a tu vida cristiana.

 

 

 


Página 1 de 4

COFSanSebastian

Próximos Eventos

Sin eventos

Archidiócesis de Sevilla

Hermandad de la Paz

contacto

Octubre 2017
L M X J V S D
25 26 27 28 29 30 1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31 1 2 3 4 5